Héctor Olivera Amaro, uno más en la noria del bloqueo

Héctor Olivera Amaro
Héctor Olivera

El pelotero santiaguero Héctor Olivera Amaro es el más reciente caso en la larga cadena de deserciones que ha provocado la criminal política de bloqueo a Cuba practicada de modo obsesivo por el gobierno de Estados Unidos contra nuestro país.

La noticia me fue confirmada en la Comisión Provincial de este deporte, donde al mismo tiempo certificaron que se trató de una salida ilegal y que su probable primer destino, sin confirmación, es el vecino Haití.

El sempiterno bloqueo, es un cerco genocida que ha sido causante de males mayores que incluyen la pérdida de miles de vidas, víctimas directas o indirectas de tamaña atrocidad, en vano e inescrupuloso intento por asfixiar y rendir a Cuba.

En el aspecto particular que nos ocupa las severas restricciones económicas condicionadas por esa repulsiva paranoia anti-cubana han aderezado con todo tipo de privaciones la vida cotidiana en este digno e irreductible territorio insular lo que unido al cebo que constituyen los jugosos contratos que ofrecen a los peloteros cubanos en las Grandes Ligas provocan el surgimiento de este despreciable drenaje al beisbol cubano.

El hecho de que los jugadores cubanos no puedan hacer contratos directos sin renunciar a su país de origen como lo hacen sus pares latinoamericanos provoca todo tipo de viajes aventureros en busca de ese nuevo El Dorado.

Sin embargo, tras la visión edulcorada de ese tránsito feliz al ¨paraíso¨ hay una realidad mañosamente oculta que implica no pocos riesgos y la existencia de una mafia de traficantes que lucran con la vida de otras personas.

La crónica que publica BBC en su página digital y que les invito a leer, ilustra algunos aspectos del tópico.

En cualquier caso esto es sólo una arista del escabroso tema bloqueo a Cuba que tiene pasajes más duros y escandalosos para la conciencia universal.

Pese a todo, henos aquí apegados con honor a nuestro  consecuente destino, seguir siendo una especie de David frente a Goliat.

Anuncios

11 comentarios en “Héctor Olivera Amaro, uno más en la noria del bloqueo

  1. Alex

    Yo entiendo lo que usted dice, en algunas cosas concuerdo con usted, por ejemplo que muchos traficantes lucran, pero olivera quiere darle mejor vida a su familia y probarse en el mejor béisbol del mundo . lamentablemente no existe un acuerdo entre las grandes ligas y cuba.tienen que ponerse de acuerdo, sino seguirá la fuga.EL SALARIO QUE PAGA JAPÓN ES MUY BAJO, HASTA Gourriel LO RECONOSE.

    Me gusta

    1. El Cubano

      No es problema de ponerse de acuerdo, es que como dice el artículo “El hecho de que los jugadores cubanos no puedan hacer contratos directos sin renunciar a su país de origen como lo hacen sus pares latinoamericanos” la única forma que tienen para que los contraten es irse de CUBA porque los yanquis no permiten que un cubano que viva en CUBA juegue grandes ligas, por si no lo entiendes, ESO TAMBIÉN ES BLOQUEO.

      Me gusta

  2. Alex

    Yo ablo de béisbol, no me ables de política que no me interesa ni de aquí ni de allá, beisbol es lo que me gusta.nadie es dueño de nadie.El pelotero que se queda en cuba tiene mi respeto y mi admiración. El que seba también, al final todos somos cubanos.OLIVERA QUE GRANDE ERES, DONDE QUIERAS QUÉ JUEGUES ESTARE APOLLANDOTE.saludos El cubano.

    Me gusta

  3. Carlos

    El articulo solo habla de la mitad de la verdad. Durante muchos años los deportistas cubanos no pudieron jugar en ligas extranjeras por prohibición expresa del gobierno cubano. Eso no tiene nada que ver con el bloqueo. Muchos voleibolistas y atletas de otros deportes se han quedado en otros paises, no solo en los EEUU, porque Cuba no les permite jugar en las mejores ligas del mundo. Ese por ejemplo, es una de las causas del lamentable estado de nuestros equipos de voleibol hoy en dia.

    Me gusta

    1. joseraulcast

      El artículo sólo trata de lo que trata: el drenaje de peloteros cubanos por parte de traficantes que los convierten en burda mercancía aprovechando las condiciones que crea el bloqueo económico comercial y financiero contra Cuba y la repudiable Ley de Ajuste Cubano.

      Por supuesto, otros deportistas y no deportistas también han abandonado delegaciones nacionales en el exterior pero en todos los casos la motivación ha sido seguir la ruta del dinero aunque, en muchos casos, luego los quieran presentar como adversarios políticos.

      El voleibol cubano, que citas, logró ubicarse en los primeros lugares a nivel mundial y los jugadores tuvieron la oportunidad de llenarse de gloria defendiendo el estandarte de la Patria pero no todos se conforman con eso. No se trató de deserciones para probarse profesionalmente -en esta disciplina los mejores han pasado por el movimiento olímpico- sino de buscar contratos sustanciosos.

      Cuba, apegada sin discusión al deporte amateur, no vive en un mundo virtual y dadas las condiciones actuales en que el profesionalismo ha extendido sus tentáculos por todas partes está obligada a interactuar con esa realidad. He ahí las razones de la flexibilización a la que asistimos.

      Cuba ha proclamado su disposición a que los atletas puedan hacer contratos profesionales, pero como la idea es descarnar el sistema político que hemos elegido se impide esa contratación de modo directo para propiciar todo tipo de aventuras marítimas y alimentar así lamentables y ridículos espectáculos mediáticos.

      Me gusta

    1. joseraulcast

      Ante todo, gracias por la bendición, Flavio.

      Olivera tomó esa decisión por voluntad propia, de eso no hay dudas; pero lo hizo atraído por los jugosos contratos que se ofrecen a los cubanos en GL, para acceder a los cuales hay que fijar previamente residencia en un tercer país (por obra y gracia de las restricciones que impone el bloqueo a Cuba).

      Creo que la publicación es bastante explícita al respecto y por lo tanto me parece algo raro tu comentario, rematado con un lugar común de los que adversan a Cuba.

      No, Flavio, no soy rehén de nadie; escribo lo que pienso y lo hago con el placer de sentirme apegado a la verdad y de defender a mi país de las tantas calumnias que levantan contra el.

      Denunciar ese cerco criminal que es el bloqueo no es una conveniencia personal, es un deber que asumo con entera responsabilidad.

      Castillo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s