Béisbol en Santiago de Cuba, la defensa con notas bajas

Defensa

Un vistazo a las estadísticas acumuladas por los once equipos que tomaron parte en la etapa clasificatoria del presente Campeonato Provincial de béisbol, primera categoría, en Santiago de Cuba saca a la luz la pobre defensa exhibida y no hace sino aumentar las preocupaciones con respecto al desempeño que podría lograrse en este importante renglón del juego una vez que se conforme el equipo que representará al territorio en la venidera 57 Serie Nacional.

Si tomamos en cuenta que las Avispas de Santiago de Cuba mostraron en la fase preliminar del pasado campeonato nacional la peor defensa entre todos los equipos concursantes con un promedio de .967, muy por debajo de la media del certamen que fue de .975, hay razones para pensar que el representativo indómito podría seguir acusando notable insuficiencia en este cardinal aspecto del juego.

Los números del actual evento territorial son realmente escandalosos y paso a a evidenciarlo. He aquí los promedios colectivos de los diferentes equipos: Contramaestre .939, Guamá .951, II Frente .957, III Frente .941, Mella .950, Palma Soriano .929, Santiago A .946, Santiago B .929, Songo-la Maya .956, San Luís .951 y Sub-23 .962.

Como pueden notar el balance es desalentador y preocupa aún más porque municipios como Santiago de Cuba, Palma Soriano y Songo-La Maya que han sido históricamente cantera fundamental de la displina  presentan índices muy negativos.

Este estado de cosas nos llevó a consultar al Licenciado Yamil Ahuar Fondín, Comisionado Provincial de este deporte, con el ánimo de conocer la lectura que hacen del problema y las acciones que encaminan para tratar de enmedar este adverso panorama.

El directivo, sin dejar de reconocer que existen verdaderas insuficiencias en este sentido,  enumeró varias causas que se combinan para desembocar en esta deplorable situación, dígase entre las principales el estado de los terrenos de juego, la impericia de muchos anotadores que en ocasiones acreditan fallas que en realidad no existieron y el mal entrenamiento de los equipos en la base.

En este último caso subrayó que el Campeonato Provincial –por diversas razones que incluyen la logística- está lejos de cumplir el rol que verdaderamente le corresponde ya que por lo general toma un cauce superficial: saldar esta etapa competitiva con un calendario breve que no reporta dividendos sustantivos para el desarrollo de los jugadores.

Con respecto al estado de los terrenos de juego puntualizó que si bien es un factor que debe ser tomado en cuenta no puede enarbolarse como justificación porque –ya lo hicimos notar líneas arriba- las fisuras en la defensa no dejaron de aparecer incluso en el evento cumbre doméstico que se juega en las mejores instalaciones de que dispone el país.

Ahuar Fondín destacó que la dirección técnica ha decidido poner acento en la preparación del equipo Sub-23 que asume el campeonato provincial como parte de su preparación para el evento nacional de la categoría pero que al mismo tiempo, hoy por hoy, es la base principal del equipo de mayores.

Hizo notar que fue precisamente este equipo el que logró mejores números en la defensa (.962) –todavía lejos de lo deseable- en las preliminares del evento territorial y que la posibilidad de tenerlo concentrado en el municipio cabecera permite trabajar en mejores condiciones para solucionar los problemas defensivos.

A la par con ello, una vez que concluya la serie provincial habrá que seleccionar los jugadores con mejor desempeño defensivo en los restantes equipos para también sumarlos a una suerte de plan remedial intensivo que abone el camino para resolver las presentes carencias.

Nuestro interlocutor llamó la atención en torno a la existencia de un gran número de pifias entre los jardineros, incluso en ocasiones por encima de los jugadores de cuadro que como se sabe por lo general acumulan mayor número de lances y tienen exigencias superiores en el fildeo.

Sin embargo no hay dudas que también en el cuadro hay una tarea por hacer. A modo de botón de muestra le presento los promedios de fildeo de los hombres que defendieron el campo corto en los once equipos que participaron en la primera etapa, posición muy representativa en el tema que nos ocupa y que no por gusto es llamada la llave del infield.

Ermes Félix Betancourt (Contramaestre) .939, José Antonio Grímón (Guamá) .975, Yurideisi Basulto (II Frente) .911, Javier Castillo (III Frente) .927, Yunier Durán (Mella) .970, Darién Durán (Palma Soriano) .920, Emilio Torres (Santiago A-alternó en la intermedia y el campo corto) .967, Adriel Labrada (Santiago A-se desempeñó como tercera y torpedero) .929, Félix Ortiz (Santiago B (2B y SS) .957, Manuel Benavides (Songo-La Maya) .933, Alaín Sotomayor (San Luís-2B y SS) .912, Sandor Calzado (San Luís-2B y SS) .912, Santiago Torres (Sub-23-2B y SS) .944 y Ricardo Ramos (Sub-23-3B y SS) .963.

Así las cosas, queda claro que hay mucha tela por donde cortar en este importante tema al cual apenas hemos hecho un acercamiento con el ánimo de llamr la atención de los seguidores del béisbol santiaguero.

Para mayor exploración individual aquí les dejo las estadísticas defensivas de la etapa clasificatoria del 57 Campeonato Provincial de béisbol:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s