Cuba no pudo contrariar pronósticos, Japón venció 11 x 6

AA Despaigne 54

En un partido que llegó a su primera mitad por cauce estrecho con apenas tres carreras anotadas entre uno y otro bando y espectaculares jugadas defensivas de ambos lados, el equipo de Japón impuso su favoritismo para finalmente llevarse la victoria ante Cuba con pizarra de 11 carreras por 6, tras una segunda parte en que la ofensiva desplegó protagonismo pues los dos conjuntos sumaron un total de catorce carreras, pero los nipones se acreditaron nueve de ellas y pudieron celebrar el feliz estreno en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

Japón fue primero en pisar la goma pues en la parte baja de la primera entrada, despues de dos outs, el patrullero central y tercer bate Aoki disparó doblete y el cuarto bate Tsutsugo lo llevó hasta la goma con imparable a la banda derecha, castigo que asimiló el abridor Noelvis Entenza; sin embargo el comienzo del juego tampoco había sido tranquilo para el derecho encargado de la apertura japonesa, Ayumu Ishikawa, pues el hombre proa cubano Roel Santos se apuntó infield jit y acto seguido Alexander Ayala entró en circulación por error en fildeo del antesalista  pero al cabo el lanzador local logró dar el cero, ayudado por una jugada de doble matanza sobre batazo de Fréderich Cepeda.

En la parte baja de la segunda entrada Nolvis Enteza volvió a entrar en problemas por jis de Matsuda y Kobayashi con un robo de base intercalado; situación que llevó a Carlos Martí a traer desde el bulpén al zurdo Yoanni Yera, quien se encargo de colocar el cero pese a que transfirió a un bateador.

Cuba logró el empate en la parte alta del tercero gracias a doblete de Yoelkis Céspedes y fly de sacrificio de Alexander Ayala a lo profundo del jardín central.

En el cierre de la cuarta entrada Matsuda pegó jit al centro, Kobayashi lo adelantó mediante sacrificio y luego anotó propulsado por largo doblete de Yamada contra la pared del jardín izquierdo; conexión que puso delante a Japón 2 carreras por 1.

La quinta entrada la abrió por Japón un nuevo lanzador, Takahiro Norimoto, quien despachó rápidamente a los tres bateadores en turno y así se llegó a la mitad exacta del juego que hasta entonces presentó un perfil muy parejo.

Sin embargo, en el cierra de la quinta entrada el relevista Yera se fue a las duchas tras sacar sólo un out pues le concedió boleto a Nakata, quien robo segunda y desde allí anotó por doblete de Sakamoto.

Apareció así el lado flaco de Cuba, la fragilidad del bulpén. Vino José Ángel García le regaló cuatro malas a Suzuki y acto seguido Matsuda le desapareció la esférica por la banda izquierda, primera dos carreras de un racimo de cinco que desequilibró el encuentro.

Raidel Martínez fue llamado al rescate pero no hizo sino acentuar las angustias en la banca cubana: Kobayashi le pegó jit y avanzó a segunda por error en tiro del antesalista Gracial; luego se desplazó a tercera por bola ocupada y el tramo hacia home lo venció impulsado por cohete de Kikuchi.

Raidel tomó rumbo a la banca y vino en auxilio Jonder Martínez, quien puso algo de tensión al conceder boleto al primer bateador que enfrentó; lo que dio lugar a que las bases se llenaran, sin embargo logró el tercer out y evitó males mayores.

Con el juego desfavorable 7 carreras por 1 Cuba llegó a la séptima entrada y fue entonces cuando Alfredo Despaigne castigó al relevista Norimoto con estacazo entre el derecho y el central, quinto cuadrangular que se apunta en la historia del certamen y se colocó así a sólo un del líder, su compañero de equipo Fréderich Cepeda.

El bambinazo de Despaigne fue la chispa que prendió la mecha de la reacción ofensiva cubana que logró otras dos anotaciones en ese propio capítulo (jit del emergente Guillermo Avilés) y otras dos en la octava entrada (doblete de Yurisbel Gracial); sin embargo el pitcheo cubano no pudo contener a los japoneses que agregaron dos en el séptimo por cuadrangular de Tsutsugo con uno a bordo frente a Jonder Martínez y otras dos en el octavo a modo de puntillazo por doblete de Sakamoto y sencillo de Matsuda ante los envíos de Alaín Sánchez.

Cuba siguió dando pelea en el noveno al conseguir jits consecutivos de Alarcón (había entrado a la defensa en el séptimo) y Céspedes, tras lo cual vinieron dos outs y un boleto a Cepeda que vino a llenar los ángulos en momentos en que llegaba al cajón de bateo Alfredo Despaigne pero el submarino Kazuhisa Makita, que había subido al box al comenzar el capítulo, dejó al recio artillero con la carabina al hombro y consagró el triunfo japonés.

Ganó el abridor Ishikawa y perddió el relevista Yoanni Yera.

En total Cuba logró once imparables y Japón catorce. la defensa cubana no estuvo bien al sumar tres errores por uno de los asiáticos. Sin embargo hubo excelentes jugadas defensivas, una de ellas un formidable engarce de Roel Santos en el jardín central, área de juego donde también brillaron los patrulleros locales.

Ahora Cuba enfrentará a China en juego que por la diferencia horaria será esta misma noche en nuestro país. La selección caribeña debe de triunfar sin dificultad y entonces cobrará –tal como se esperaba- crucial importancia el próximo juego ante el equipo de Australia.

En el otro juego de la jornada, correspondiente al Grupo A con sede en Seúl el equipo de Holanda doblegó a su similar de Corea del Sur 5 x 0 y ha puesto a los asiáticos al borde de la eliminación tras su tropiezo anterior con Israel, elenco sorpresa de la llave.

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s