Final Sub-23, aplastante victoria de los campeones de Santiago de Cuba

Sergio Barthelemy

Un pitcheo de altos quilates del derecho Carlos Font unido a una demoledora ofensiva de quince imparables que comprendió un doblete, tres triples y par de cuadrangulares;  entre estos últimos un desequilibrante grand slam del séptimo bate y patrullero izquierdo Sergio Barthelemy en la quinta entrada, sacó definitivamente el partido de apertura del play-off Villa Clara vs Santiago de Cuba del cauce estrecho, lo puso en los rieles del fuera de combate al cabo concretado en siete episodios con abrumadora pizarra de 15 carreras por 1 y al mismo tiempo aderezó con tintes rojinegros la final que acoge el estadio Guillermón Moncada.

El derecho Font respondió con altura a la encomienda recibida al espaciar cinco indiscutibles a lo largo de siete entradas de labor (uno en la segunda entrada, dos en la cuarta, uno en la sexta y el último en la séptima) y permitir una sola carrera, inmerecida además,  cuando los únicos dos boletos que concedió en el choque (primer episodio) se combinaron con un robo de base y un error del torpedero Ricardo Ramos.

El diestro hizo un inteligente trabajo desde el box mediante la mezcla de su recta de más de noventa millas con una efectiva curva en las esquinas y la slider en la zona baja que hicieron mella en la artillería visitante, el único bateador que consiguió apuntarse más de un jit fue el enmascarado y quinto bate Julio Enrique Miranda.

Mientras esto ocurría la toletería santiaguera castigó duramente a un total de cinco lanzadores utilizados por Ariel Pestano al repartir entre ellos quince indiscutibles e igual número de carreras limpias.

En el mismo capítulo inicial negociaron el empate por triple de Dasiel Sevila y jit impulsor de Yoelquis Guibert, este último reincorporado al conjunto tras su inserción en la última preselección nacional y con un formidable aporte a la causa rojinegra en su misión de tercer bate, pues conectó de 3-2, un triple, tres remolcadas y dos anotadas.

En la cuarta entrada los locales agregaron otras dos marcas y sacaron del box al abridor Pedro Castillo. Yery Martínez, tras boleto a Veranes y sencillo de Ramos que pusieron fin al trabajo de Castillo, le disparó doblete al relevista Eduardo León y llevó a los dos corredores adelantados hasta la goma.

Sin embargo, fue en el cierre de la sexta entrada cuando los santiagueros desequilibraron el encuentro. Sencillo de Santiago Torres, sacrificio de Sevila y  boleto intencional a Guibert se unieron a un elevado a las profundidades del jardín derecho suscrito por Kindelán que permitió a los corredores avanzar en pisa y corre hasta tercera y segunda base, respectivamente.

En esa situación el alto mando visitante optó por transferir intencionalmente a Veranes y las bases se llenaron. Un pelotazo a Ricardo Ramos provocó carrera forzada y dio lugar a la entrada en acción de un nuevo relevista, Marlon Cabrera.

Fue entonces cuando Sergio Barthelemy desató la algarabía en el Guillermón Moncada al disparar estacazo por la banda derecha que limpió las almohadillas y puso la pizarra 8 x1. Momentos después Yery Martínez repitió la gracia por esa misma banda y el partido se puso 9 x 1.

El abultado racimo fue un fuerte golpe psicológico para la tropa visitante que una entrada después quedó sin esperanzas a recibir otro demoledor castigo que puso los numeros definitivos en la pizarra.

Un total de ocho indiscutibles, entre ellos par de triples (Guibert y Veranes) repartidos ante Marlon Cabrera, Elionay Noguel y Lázaro Lorenzo convirtieron el episodio en una pesadilla para los anaranjados y al cabo fructificaron en un ramillete letal de seis carreras que fijó la ventaja santiaguera en el fulminante margen de 15 carreras por 1.

Sólo fue cuestión de minutos para que se suscribiera el acta de defunción. Carlos Font liquidó el séptimo con sólo un jit permitido, sin consecuencias, y el fuera de combate se hizo realidad.

Ya les había anticipado en publicación anterior que el precedente ofensivo de ambos equipos presagiaba una final caliente pero realmente el brutal despliegue santiaguero ante el reconocido pitcheo villaclareño rebasó todas las previsiones.

Nota obligada la buena respuesta del público local que parece haber encontrado en la selección sub-23 las alegrías que una y otra vez le ha negado el conjunto de mayores en los últimos años.

Tras este desenlace Santiago de Cuba se ha colocado a un paso de ratificarse como titular nacional, empeño al que tratará de darle acabado hoy a partir de las diez de la mañana, a contracorriente del proyecto villaclareño que buscará desesperadamente igualar el play-off para mantener con vida los sueños de la coronación.

Con un día más de descanso acumulado hoy la carta del timonel de los campeones nacionales, Eriberto Rosales, debe de ser el derecho Digney Arévalo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s